Monday, May 03, 2010

 

María Romero: La señora que contaba el final de las películas

www.terra.cl/fotorreportajes

María Romero fue una pionera del periodismo y de la industria editorial. Una emprendedora, una aventurera y un espíritu libre que con sus conocimientos del cine y su fascinación por el cine, se codeó con lo más granado de Hollywood, al punto que su gran amiga fue Marylin Monroe. Aquí algunas pruebas de su glamorosos contactos.



Esta es la imagen que la televisión en la década del 80 popularizó de María Romero. Una mujer encantadora y en apariencia dulce que contaba las películas en "60 Minutos". Su sobrina, la periodista Totó Romero, dice que María era harto más maldadosa y ácida de lo que parecía.



María con la espectacular actriz Kim Novak, protagonista de Vértigo, una de las obras maestras de Hitchcock. María realmente fue amiga de Marylin Monroe, la rubia con que siempre se compará a Novak, quien cambió su nombre original Marylin por el del Kim.



María se tomaba los sets y los camarinos de las estrellas en los estudios de Hollywood. Era conocida y querida por las estrellas.



María con un galán famoso: James Stewart, protagonista de It's a wonderful life. Qué hermoso es vivir es una buena máxima para lo que fue la vida de la periodista María Romero.



Impactada por Robert Mitchum. Cómo no si el tipo es "el" actor emblema del cine negro y del antihéroe hollywoodense.



Feliz, en cambio, junto al actor, cantante, bailarín y coreógrafo estadounidense Gene Kelly, ultra famoso or "Cantando bajo la lluvia".




María llevó la revista Ecran a la cima del éxito y tuvo la moderna visión de pedir participación por venta de ejemplares.



Una portada de la exitosa Ecran, con la aún más famosa actriz Brigitte Bardot.




Con la actriz francesa Annie Girardot, uno de los baluartes del cine de la postguerra europea.

"Rocco y sus hermanos", de Luchino Visconti, es uno de sus grandes logros dramáticos.

María Romero, una mujer que merece ser recordada.



María Romero Cordero (En la foto con Walt Disney)

Hermana del escritor Alberto Romero, autor de “La viuda del conventillo” y fundador de la Sociedad de Escritores de Chile, María fue un ave rara en la alta sociedad santiaguina de comienzos del 1900. Estudió pedagogía en inglés en la Universidad de Chile, trabajó como secretaria, tocaba el piano (pésimo, dicen) y era de una franqueza que rayaba en la mala educación. La salvaba eso sí un tremendo sentido del humor y una simpatía sin límites, que a fines de 1970 y hasta fines de los 80 la hicieron famosa como “la viejita que contaba el final de las películas en 60 minutos”, el noticiero central de TVN.

María Romero se merecía ese sitial: en agosto de 1939 fue nombrada directora de Ecran, revista “cinematográfica y teatral”, publicada desde 1930 por editorial Zig Zag, que bajo su dirección se convirtió en un éxito de ventas. Como se tenía fe, aceptó un sueldo no muy alto, pero puso la condición de recibir el uno por ciento de las ventas, las que gracias a su gestión y a su ojo periodístico, subieron como la espuma. En su mejor momento, Ecran llegó a vender 165 ejemplares cada semana.

Fue la gran educadora chilena Amanda Labarca, quien años antes le había conseguido una beca en el Mills Collage de California para que prosiguiera sus estudios de pedagogía, pero María, que era fanática de las películas, aprovechó esa estadía para hacerse experta en el rutilante Hollywood de esos años. Ese conocimiento le permitió revolucionar Ecran, transformándola en la gran revista de cine chilena, y a ella en una celebridad en el periodismo cinematográfico. María Romero se paseaba por los estudios de cine, entrevistando a Marilyn Monroe, Walt Disney y Alfred Hitchcock, con quienes además era amiga, lo que no es poco.

Íntima amiga suya también fue Lenka Franulic, la primera mujer periodista chilena, a la que –como a todos- María Romero fascinó contándole películas, y con quien tiene el mérito de haber sido las dos primeras mujeres en territorio de machos: el del periodismo.

La encantadora María murió en Santiago en 1989, sin dejar descendencia, pese a sus amores con hombres tan atractivos como el escritor Manuel Rojas y el crítico literario y ensayista Raúl Silva Castro.

Ver Fotorreportaje

---

Labels: , ,


Comments:
UN ENTRAÑABLE RECUERDO DE UNA DAMA DEL PERIODISMO, QUE AMO EL CINE COMO NADIE!
JORGE URIBE ALVAREZ
ESPECIALISTA EN CINE
juribea@chile.com
 
muy buen reportaje, inlusive lo voy a colocar en mi blog, pero enfatizando que esta gran señora fue ni nada más ni nada menos que amiga de marilyn monroe, un saludo.
 
Increible reseña de la vida de esta gran mujer, un ejemplo para los cinéfilos como yo, que la veía en Teleonce del año 1983 en su programa recordado "Séptimo Arte"
 
Solo agregar su frase especial cuando llegaba el momento de comentar una pelicula Infantil.
¨Y PARA LAS OREJITAS CHICAS¨

Saludos


 
Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?